Novedades

Prevención

Vacunas a mujeres en edad fértil


jueves 8 de noviembre de 2018

Compartir:


Las mujeres en edad fértil deberían estar inmunizadas contra las enfermedades más comunes que puedan suponer un riesgo durante futuros embarazos. En este sentido, existen vacunas efectivas para esta población, que tienen como objetivo general proteger la salud de la madre, del feto y el niño en los primeros meses de vida

Existen 3 etapas de mujeres en edad fértil:

  • Preconcepcional
  • Embarazo
  • Puerperio

Vacunas en Etapa Preconcepcional

En este período, la paciente debe ser evaluada por el médico para asegurarse que tenga la mayor cobertura posible para enfermedades inmunoprevenibles, recomendando todas las vacunas que le correspondan para su edad y estado inmunológico. Evaluar antecedentes de rubeola, sarampión, varicela y virus hepatitis B.

Siempre teniendo en cuenta los datos del interrogatorio y de los exámenes serológicos realizados, las vacunas recomendadas para esta etapa son:

  • Doble Bacteriana (dT) si el último refuerzo con dT fue mayor a los 10 años previos.
  • Triple o doble viral a la paciente con serología negativa para sarampión o  rubéola.
  • Contra la hepatitis B a la paciente con serología negativa
  • Contra varicela a la mujer que no padeció la enfermedad y tiene serología negativa
  • Vacuna contra VPH  (virus del papiloma humano).

Vacunas durante el Embarazo

Cuando una mujer se encuentra en período de embarazo, se deben tener en cuenta algunos aspectos importantes que deben consultarse con el médico:

  • Riesgo para la paciente de la infección que se quiere prevenir
  • Riesgo para el futuro niño si la madre contrae la infección durante el embarazo
  • Los posibles efectos secundarios de la vacuna tanto para la madre como para el niño

Como todo acto médico, siempre debe primar el principio de precaución, por lo que el beneficio de las vacunas debe ser claramente superior a los posibles efectos secundarios. Las mujeres embarazadas deben ser evaluadas con serologías para rubeola, varicela, y detectar la presencia de HbsAg (antígeno de superficie de la hepatitis B)/ AntHBs (anticuerpo de superficie de la hepatitis B). Los beneficios de la vacunación de las mujeres embarazadas por lo general superan a los riesgos potenciales, cuando la probabilidad de exposición a la enfermedad es alta, cuando la infección podría suponer un riesgo para la madre o el feto, y cuando es poco probable que la vacuna cause daño. La inmunización materna es una estrategia efectiva para prevenir la infección neonatal.

En la actualidad, las vacunas utilizadas (exceptuando las vacunas de virus atenuados, que están contraindicadas durante la gestación) no tienen efectos perjudiciales reconocidos para el feto.

Vacunas Recomendadas:

  • Vacuna triple acelular del adulto (difteria-tétanos-pertussis acelular: dTpa)
  • Vacuna antigripal trivalente

Vacunas en embarazadas en situaciones especiales

Otras vacunas, de uso no rutinario, son recomendadas durante el embarazo si los factores de riesgo están presentes, como:

  • Vacuna contra Hepatitis A
  • Vacuna contra Hepatitis B
  • Vacunas Antipoliomielíticas
  • Vacuna Antineumocócica
  • Vacuna antirrábica
  • Vacuna contra Fiebre Amarilla (VA)

Estas situaciones especiales incluyen:

  • Trabajo en tareas de riesgo como en centros de cuidados de la salud
  • Viaje a áreas de alta endemicidad de ciertas enfermedades (Ejemplo: Infección meningocócica)
  • Padecer enfermedades crónicas como asma, diabetes, colagenopatías.

Vacunas NO recomendadas durante el embarazo

  • Varicela
  • Vacuna triple viral (sarampión -rubéola -parotiditis)
  • Vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH)
  • Fiebre Tifoidea
  • Ántrax
  • Encefalitis Japonesa

Vacunas durante el Puerperio

Período de tiempo que dura la recuperación completa del aparato reproductor después del parto, que suele durar entre cinco y seis semanas.  Cuando la mujer no posee anticuerpos protectores contra rubéola y varicela por no haber sido vacunada en el período preconcepcional, es recomendable que sean vacunadas después del parto, para que esté protegida en futuros embarazos. En este sentido, si la mujer tampoco recibió vacuna antigripal y/o la vacuna Triple acelular bacteriana durante el embarazo, el médico debe indicar una dosis en el puerperio inmediato hasta 6 meses post parto.

Vacunas durante la lactancia

Todas las vacunas (inactivadas y virus vivos atenuados) pueden ser utilizadas durante la lactancia materna ya que no se han descripto riesgos particulares para el lactante. Se debe tener precaución con la vacuna contra la fiebre amarilla. Las mujeres que están amamantando deben ser advertidas de posponer viajes a zonas endémicas o epidémicas, de fiebre amarilla, pero, si el viaje es necesario, la mujer debe recibir la vacuna contra la fiebre amarilla.

Fuente: Hospital Privado Universitario de Córdoba